Activitats

Presentación del libro “Herbari, viure amb les plantes”

Daniel Climent Giner es autor junto a Ferran Zurriaga de “Herbari, Viure amb les plantes”, que se presenta hoy a las 20 horas en la librería Ali i Truc, con el respaldo del Institut d’Estudis Comarcals del Baix Vinalopó.

¿Qué busca contar con sus charlas y su faceta divulgativa?
La idea de fondo es compartir con la gente que las plantas nos envuelven. Por supuesto como alimento pero también como colorantes, cosméticos, fibras textiles… Desde el café de la mañana a la colonia o el hilo de algodón, y todo con una historia detrás. La caña de azúcar acabó en América y fue uno de los motivos de la gran migración forzosa de los africanos, lo que cambió por completo el panorama étnico de un continente. Es parte de la historia de la humanidad. Al saberlo cobra un nuevo valor. Hacer azúcar ha supuesto tantísima tristeza a tanta gente que debería ser rojo para que lo recordáramos. De esas historias quiero hablar.

¿Son ese tipo de anécdotas las que contiene su libro?
Es una colección de artículos, casi todos de la revista Mètode. Hablan de plantas silvestres, como la adelfa, abordadas desde su historia, su toxicidad, sus mitos…; o cultivadas, como el membrillo y de donde viene, cómo se usa, historias como que los antiguos griegos lo comían al casarse y en Alicante los novios aún se lo regalaban en los 60. Eso es la etnobotánica, preguntarnos qué hemos hecho los humanos con cada planta.

Estando en Elche es difícil no pensar en el Palmeral histórico.
Ha incentivado hasta el urbanismo. Supone una concepción del ahorro de agua, adaptación al clima, reciclaje… ¡Hasta lo que sobra se usa para hacer “atxes”!

Está en un momento crítico…
Con lo del picudo, sí.

La formula mágica no la tendrá, ya la habría vendido…
¡La habría regalado! Lo colectivo se hace porque sí y lo recibes después de vuelta con la belleza que tiene, con poder ir… Hay cosas que tienen valor y cosas que tienen precio. Qué hacer entra dentro de un campo más técnico porque no nos habíamos enfrentado a eso antes y por tanto no tenemos un recurso etnobotánico. Si hubiera sido una cuestión antigua la gente ya se habría adaptado a ello, habría sabido qué palmeras talar y cuáles no… Y esas cosas se saben con rituales, como si te dicen que algo tiene que hervir durante tres padres nuestros y son tres minutos.

Deixa un comentari

La vostra adreça de correu electrònic no es publicarà.

*

també et pot agradar