Actualitat Agroecologia Aigua

Los representantes de los regantes sientan cátedra sobre los travases

Algunas de las perlas de estos señores. Damos fe de que su opinión  no es compartida por todos los regantes:

“…hemos pedido la interconexión de las cuencas y que, por tanto, se reparta el agua de donde sobra”. Vamos, fontanería hidrológica para todos, lo quito de un sitio y lo pongo en otro, unas presitas por aquí y por allá para almacenar agua inundando valles y desalojando pueblos, unos cientos de kilómetros de tuberías que arrasan todo a su paso y ¡tatachán!, ya tengo agua para que se puedan seguir plantando urbanizaciones y campos de golf. Y lo de que sobra agua, que se lo digan a los agricultores valencianos, que se niegan a dar una gota del Júcar que  no hayan podido ellos previamente aprovechar. O a los del Delta del Ebro, que plantaban arroz bastante antes que Almería se llenara de invernaderos. O a todos los expertos que en su día levantaron su voz contra el Plan Hidrológico Nacional por la insostenibilidad de los trasvases planteados y sus nefastas consecuencias ambientales.

“…lo lógico es que haya una interconexión y que se reparta el agua, que no es de una comunidad autónoma o de otra, sino de todos los españoles, igual que sucede con la Seguridad Social” (Ángel Urbina, portavoz de Riegos de Levante y autor de la célebre frase “lo mío es sólo mío  y lo de los demás también”).

“…el problema no es condicionar los trasvases a los excedentes, sino en cómo se determinan los recursos excedentarios en las cuencas cedentes, que es lo que parece que se quiere hacer en el Plan Hidrológico del Tajo, un documento en el que se quieren crear más necesidades de agua en la cuenca, pese a que eso sería un fraude”. Aquí de eso sabemos mucho, el trasvase Tajo-Segura motivó tales expectativas que, cuando echó a andar allá a finales de los ’70, no había agua suficiente para las miles de hectáreas que se habían roturado ilegalmente. Y lo peor es que, a posteriori, a esas nuevas explotaciones agrícolas se le otorgaron derechos de agua como a los regadíos tradicionales.

“…tanto en el Ebro como en el Tajo hay sobrantes y, de hecho, de media, cada año, el Ebro tiene unos 10.000 hectómetros cúbicos de excedente” Claro, porque eso de que los ríos desemboquen en el mar es una tontería, lo de que las desembocaduras de los ríos son ecosistemas únicos con incuantificables recursos (agrícolas, pesqueros, ambientales, …) asociados, eso es cosa de los ecologaitas y de algún progre trasnochado. (Nota del Editor)

 

Los regantes piden a Rajoy que defienda los trasvases

Los agricultores reivindican un mayor control sobre los criterios que siguen las cuencas que ceden el agua para determinar los sobrantes

M. POMARES Los regantes restaron ayer importancia a las declaraciones del nuevo ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, en las que manifestaba que “sólo si hubiera sobrantes se podría pensar en la posibilidad de transferencia de cuencas excedentarias a deficitarias”. Los afectados destacaron que “estas palabras no hacen más que recoger una realidad, ya que los trasvases sólo se producen cuando hay excedentes”. No obstante, desde varios colectivos aprovecharon para pedir al nuevo Gobierno que haga una “declaración contundente” a favor de los trasvases, y que controle los criterios que siguen las cuencas que ceden el agua para determinar los sobrantes.

Riegos de Levante
El más duro fue el portavoz de la Junta Central de Usuarios del Trasvase Júcar-Vinalopó y de Riegos de Levante, Ángel Urbina, quien calificó de “insulsas” las palabras del nuevo titular de Agricultura. “Dicho fríamente, no tiene más importancia, porque siempre hemos pedido la interconexión de las cuencas y que, por tanto, se reparta el agua de donde sobra”, precisó.
Urbina se mostró tajante: “El PP debe a los regantes una explicación de lo que va a hacer en cuanto a los trasvases y cuanto antes la dé será mejor para todos”, y destacó que “el PP siempre se ha proclamado como defensor de los trasvases y de las reivindicaciones de los agricultores, y le ha venido muy bien desde el punto de vista electoral, por lo que ahora tiene que cumplir con ese gran compromiso o, de lo contrario, sería muy sospechoso todo lo que ha dicho en los últimos años”.
El portavoz de los regantes puso el acento en que “Arias Cañete ha sido ministro con el Gobierno de Aznar y, por tanto, debe saber que en España el 74% del agua cae sobre el 14% de la superficie y, fundamentalmente, de Madrid hacia arriba, mientras que en el resto llueve lo que llueve. Sin embargo, está demostrado que hay cuencas con sobrantes y otras deficitarias, y lo lógico es que haya una interconexión y que se reparta el agua, que no es de una comunidad autónoma o de otra, sino de todos los españoles, igual que sucede con la Seguridad Social”. En este sentido, puntualizó que “en España sobra agua, pero está mal repartida, y, además, en unos sitios llueve y en otros se evapora el agua, pero sin la evaporación no hay lluvia”.

Sindicato Central
El presidente del Sindicato Central de Regantes del Acueducto Tajo-Segura, José Manuel Claver, también señaló que “las palabras del ministro no hacen más que reiterar lo que marca la ley, ya que todos los trasvases se basan en los excedentes de las cuencas cedentes, y ratifican lo que ha dicho el PP en su programa electoral, donde tampoco había una manifestación expresa a favor de los trasvases”. Por ello, apuntó que “no nos toman por sorpresa estas declaraciones, aunque claro que nos gustaría que fueran más contundentes”.
En cualquier caso, Claver hizo hincapié en que “el problema no es condicionar los trasvases a los excedentes, sino en cómo se determinan los recursos excedentarios en las cuencas cedentes, que es lo que parece que se quiere hacer en el Plan Hidrológico del Tajo, un documento en el que se quieren crear más necesidades de agua en la cuenca, pese a que eso sería un fraude”. Por ello, manifestó que “tendremos que prestar mucha atención a los planes de cuenca del Tajo y del Ebro, que es donde se van a expresar los recursos excedentarios”, y exigió que “el cálculo de los sobrantes se haga desde un punto de vista técnico”. Asimismo, solicitó que el agua llegue a unos precios que puedan ser asumidos por los agricultores.

Asaja
El presidente de Jóvenes Agricultores-Asaja Alicante, Eladio Aniorte, también coincidía en señalar que “es lógico que sólo haya trasvases si hay sobrantes, pero, de todas formas, tanto en el Ebro como en el Tajo hay sobrantes y, de hecho, de media, cada año, el Ebro tiene unos 10.000 hectómetros cúbicos de excedente”. Además, Aniorte indicó que “lo importante es que se reconduzca el Pacto Nacional del Agua y que se llegue a un acuerdo para la reunificación de cuencas, como estaba proyectado en el Plan Hidrológico Nacional”.
El responsable de Jóvenes Agricultores-Asaja Alicante también reconoció que “nos gustaría que las declaraciones del ministro fueran más contundentes, rotundas y firmes, aunque con esas palabras tampoco ha descartado los trasvases, simplemente nos hemos quedado como estábamos”, y pidió a los responsables políticos de Castilla-La Mancha que dejen de “boicotear” el Trasvase Tajo-Segura.
Eladio Aniorte aprovechó para pedir agua a precios asequibles para los agricultores e instó al nuevo Ejecutivo a “reconducir el diálogo con los agricultores”. Es más, el responsable de Asaja Alicante sentenció que “el Gobierno socialista ha ignorado durante ocho años a los agricultores, ha trabajado para derogar los trasvases y todas las negociaciones europeas han ido contra nosotros”, e incluso acusó al Gobierno de Zapatero de “abandonar a los agricultores y hacer que los cultivos no hayan sido rentables durante este tiempo”.

 

Diario “Información”, 30-12-11

Deixa un comentari

La vostra adreça de correu electrònic no es publicarà.

*

també et pot agradar