Palmerar

Los productores de palmeras gastan al año 500.000 euros para protegerse del picudo

El presidente de la Asociación de Viveristas de la Provincia, Moisés Agulló, asegura que las ventas de palmáceas sufren una caída del 70%.

La Asociación de Viveristas de la Provincia de Alicante cifra entre 450.000 y 500.000 euros (unos 80 millones de las antiguas pesetas) la cantidad invertida anualmente desde el año 2004, cuando se detectó la presencia masiva del picudo en todo el territorio provincial, para proteger y tratar sus cultivos de la plaga. El presidente del colectivo de viveristas, Moisés Agulló, señala que el sector que representa “vive una situación difícil”. En este sentido explicó que se sufre un aumento de gastos para combatir el picudo y para proteger las palmeras. También por las pérdidas por las palmeras muertas y por la disminución de ventas tanto por la plaga como por la crisis”.
Y cifra el descenso en los últimos años de ejemplares puestos en el mercado en un 70 %.
Los mercados habituales donde se distribuían anualmente miles de palmeras para exteriores se centraban en todos los países mediterráneos con un clima similar al de la provincia. También en zonas más frías del centro y norte de Europa para planta de interior .”Ahora no hay mercado en ningún sitio” apostilla.
La asociación está formada por 32 viveristas de toda la provincia de los cuáles el 80 % se sitúan en el término municipal de Elche, municipio donde se está sufriendo de manera especial la situación ya que todos los gastos corren a su cargo tanto los tratamientos de prevención, como por la obligada destrucción de los ejemplares infectados o muertos. Los tratamientos consisten en aplicar mediante pulverización cada 30 ó 40 días insecticidas sobre las palmeras. Si se detecta un foco de picudo el primer tratamiento se combina con la lucha biológica con nemátodos. Respecto a la destrucción de palmeras infectadas el coste de la destrucción de los ejemplares afectados también corre a cago de los viveristas.

Tratamientos
Por otro lado, Moisés Agulló destacó los continuos avances científicos para combatir al picudo. Entre ellos el que fue presentado en Elche el pasado jueves por investigadores del Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias (IVIA) mediante la tecnología conocida como microencapsulación Inesfly, que todavía no está en el mercado y está siendo investigado en diversas parcelas del campo de Elche. Agulló calificó este tratamiento de “interesante e innovador” y “de manejo sencillo y con una persistencia de 13 meses una vez pintada la palmera”. Y sobre todo destacó que entre el equipo de científicos que aborda el tema del picudo figura la doctora en Ciencias Químicas Pilar Mateo, que investiga el mal de Chagas y la malaria.

Deixa un comentari

La vostra adreça de correu electrònic no es publicarà.

*

també et pot agradar