Actualitat Palmerar

La UMH crea el paté de dátil como una nueva alternativa para comercializar la producción

El producto destaca por sus propiedades antioxidantes, y su alto contenido en hierro y en fibra dietética, según los investigadores

El paté de dátil es el último invento salido de los laboratorios de la Universidad Miguel Hernández (UMH), en el marco de su programa ‘gastronomía saludable’. Este producto, que ha sido el fruto de tres años de investigación por parte del Grupo de Industrialización de Productos de Origen Animal (IPOA) del departamento de Tecnología Agroalimentaria, mantiene todas las propiedades del dátil y además es fácil de comer incluso para los más pequeños, puesto que se puede untar.
En el proceso de producción, que se encuentra en su última fase, los científicos han comprobado que el paté conserva una alta concentración de hierro hemo, que actúa contra la anemia, no necesita colorantes ni edulcorantes por la acción del dátil y mantiene todas las propiedades de este último.
El dátil es «un perfecto desconocido pero es rico en fibra dietética, que mejora el tránsito intestinal y reduce el colesterol, es un antioxidante natural y una fuente de vitaminas y minerales», señaló el investigador responsable del proyecto, José Ángel Pérez, quien consideró que el paté es una buena muestra de la capacidad y oportunidad gastronómica de ese fruto.
Pérez y su equipo organizaron ayer por la tarde una cata en el Centro de Congresos para conocer la opinión del jurado sobre los tres tipos de patés elaborados con distinta concentración de dátil fresco, además de otros alimentos saludables producidos a partir del fruto seco procedente de plantaciones comerciales de El Hondo, como la degustación de arroz dulce del desierto, alimento fusión entre la gastronomía española y tunecina, y las delicias del sultán.
Por la mañana se llevó a cabo una iniciativa similar en el campus de Elche, con personal de la UMH, entre los participantes, el rector, Jesús Pastor, quien valoró de forma muy positiva la iniciativa y, tras la degustación, afirmó que el paté «está muy bueno». El grupo también puso nota al sabor, dulzor, color y paladar de los productos elaborados por la universidad.
La tecnología para el aprovechamiento del dátil y su inclusión en los alimentos se ha desarrollado a través de un proyecto financiado por la Agencia Española de Cooperación para el Desarrollo. En la investigación participan, además de la UMH, la Unidad de Tecnología del Dátil de la Estación Phoenix de Elche, el Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias (IVIA) y la Institution de la Recherche et de l’Ensegnement Supérieur Agricoles (IRESA) de Túnez.
Producción considerable
Pérez reseñó que uno de los objetivos de este trabajo radica en ofrecer una salida alternativa futura a la producción y comercialización del dátil fresco, sobre todo en Elche, donde «en uno o dos años habrá una producción considerable».
La elaboración de estos productos propicia el aprovechamiento integral del dátil ilicitano de la cantidad que se descarta para uso comercial, tal y como explicó Pérez, quien puntualizó que algunos dátiles con marchas o pequeños defectos externos son descartados para la venta, de forma que podrían utilizarse para el paté o bien para la confección de otros alimentos, entre ellos, por ejemplo la sobrasada, una opción que también ha barajado el grupo de científicos.

El investigador principal indicó, por otro lado, que los productos elaborados con dátil pueden adaptarse a otras culturas gastronómicas, como la musulmana o la hebrea.

 

Diario “La Verdad”, 18-01-12

Deixa un comentari

La vostra adreça de correu electrònic no es publicarà.

*

també et pot agradar