Margalló

La conselleria coloca trampas en el campo para matar el picudo infectándolo con parásitos

Los recipientes están situados en puntos de la Vereda de Sendres, La Hoya o Daimés en función de la incidencia del insecto

 

La ofensiva contra la plaga del picudo rojo coordinada entre el Ayuntamiento y la Conselleria de Agricultura, está en marcha. Técnicos de Sanidad Vegetal procedieron la pasada semana a la colocación en el campo ilicitano de trampas denominadas ‘infectivas’, con las que se pretende reducir la población. Se han situado estratégicamente en zonas de la Vereda de Sendres, La Hoya o Daimés, en función de la mayor incidencia del insecto, y en base a las recomendaciones de viveristas y agricultores.
Las trampas, como explicó el concejal de Parques y Jardines, Manuel Rodríguez, atraen el picudo y al pasar por su interior queda infectado por el hongo que ha sido elaborado por la Universidad de Alicante, ‘Beauveria bassiana’. «Una vez el insecto está bañado por el parásito, cada vez que entre en contacto con otro insecto lo infectará, y si es hembra también afectará a los huevos», señaló el edil.
Este producto fitosanitario, de acuerdo con los datos recabados, es capaz de matar al insecto al menos tres meses después de su aplicación, y es inocuo a la fauna asociada a las palmeras. Las trampas se encuentran fuera del área de protección de cinco kilómetros en torno al Palmeral histórico.
Al mismo tiempo se mantiene la red de trampeo instalada desde 2010 para la captura de ejemplares. Según Manuel Rodríguez «está funcionando muy bien», hasta el punto de que «se están produciendo numerosas capturas». Destacó que los viveristas y los agricultores respaldan esta iniciativa «porque comprueban que se están capturando insectos».
El concejal de Parques y Jardines recordó que las trampas no pueden colocarse dentro del Palmeral histórico. «Nadie debe hacerlo porque estaría atrayendo el insecto», recordó. Las capturas deben efectuarse fuera del radio de protección.
Fumigación
La campaña de lucha contra la plaga del picudo contempla igualmente la aplicación de tratamientos en los huertos y parques y jardines dentro del radio de protección, a partir del próximo mes de marzo. El Ayuntamiento dispone ya de los productos que se van a emplear en la fumigación del palmeral -‘clorpirifos’ para los huertos e ‘imidacloprid’ para parques y jardines-, aportados por la conselleria de Agricultura y que son los que actualmente están autorizados por la administración autonómica para este menester.
Desde la concejalía se está completando el calendario de actuaciones para coordinar tratamientos y fechas. «Una de las cosas que requeríamos cuando estábamos en la oposición era precisamente que se trazara ese plan para la aplicación de los tratamientos. Algo vital que no existía», aseguró el edil.
Del mismo modo hay que determinar «el personal que necesitamos». Técnicos del Patronato del Palmeral controlarán que se han revisado los huertos públicos y privados que se encuentran dentro del perímetro de protección. En los privados se informará a los propietarios de los trabajos de fumigación, que serán gratuitos.
Si se encuentra una palmera infestada «se comunicará a la conselleria para que proceda a su eliminación». Manuel Rodríguez insistió en que «el picudo está dentro del Palmeral histórico, no se puede poner puertas, pero en lugar de ocultarlo hay que comunicarlo para actuar de inmediato».
Diario “La Verdad”, 19-01-12

Deixa un comentari

La vostra adreça de correu electrònic no es publicarà.

*

també et pot agradar