Urbanisme

El PGOU cambiará para facilitar que se pueda construir en suelo rústico

La Comisión de Ordenación Urbana e Infraestructuras aprobó ayer varias modificaciones parciales del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), entre las que destaca un cambio en la normativa para que se pueda construir en suelo rústico calificado con las claves 51 y 52. El edil del área, Vicente Granero, explicó que, “hasta ahora, existía un vacío legal porque se establecía que eran necesarios 10.000 metros cuadrados para la clave 51 y 25.000 metros cuadrados para la clave 52, aunque no se decía qué ocurría cuando había terrenos con las dos claves, por lo que había muchas licencias paralizadas”. No obstante, aseguró que no estaban cuantificados los casos que se encontraban en esta situación. Sin embargo, con este cambio introducido en el PGOU, se determina que se podrá edificar en suelo que comparta claves siempre que sume más de 10.000 metros y que la parte que corresponde a la clave 51, que es donde se tendrá que hacer la construcción, tenga un mínimo de 5.000 metros.

También se aprobó la compatibilidad de usos comerciales y la posibilidad construir trasteros en la segunda y tercera planta de sótanos, para adecuar el PGOU al Código Técnico de Edificación, y que las aceras de las calles peatonales puedan rebajar de 6 a 5 metros la anchura exigida, adaptándose así, según indicó el concejal, a normativas supramunicipales. Finalmente, otra de las modificaciones fue la de permitir el uso comercial en dotaciones públicas, como centros sanitarios o instalaciones deportivas, según el edil, sin necesidad de recurrir a concesiones.

Por otro lado, en la sesión de ayer, se dio luz verde a la desafectación de cuatro inmuebles situados en la Plaça de la Fruita para uso administrativo, de forma que, como precisó Granero, no se expropiarán estos edificios, tal y como estaba previsto en el PGOU desde 1998. “En estos 14 años no se ha hecho uso de esos edificios y no se han iniciado los trámites para su expropiación, por lo que se mantienen como de uso residencial, ya que con la deuda heredada es imposible que se pueda hacer frente a más expropiaciones”, puntualizó.

Fuente: Diario Información 26/04/2012

Visto bueno a permitir actividades comerciales en sótanos

Hoy en la Comisión de Urbanismo se ha dado el visto bueno a permitir que los sótanos puedan acoger actividades comerciales. Esta media aprobada afectará también al futuro Proyecto del Mercado Central. Permitirá que los sótanos tengan bares, cafeterías y restaurantes y se confía que ayuda a revitalizar la economía.

Además se ha retirado la expropiación que pesaba desde hacía 14 años sobre cuatro edificios situados en la Plaza de la Fruta, junto al mercado Central. En el año 99 en el Plan General se estableció su expropiación para uso municipal realizando una continuación de las instalaciones del Ayuntamiento. Sin embargo, como no se ha hecho se ha decidido retirar esa calificación que pesaba sobre estos edificios y que amenazaba a los propietarios y comerciantes.

Fuente: InfoExpress 25/04/2012

Deixa un comentari

La vostra adreça de correu electrònic no es publicarà.

*

també et pot agradar